El dueño de un kiosco frustró un robo

El hecho se produjo cerca de las 13 de este miércoles en el local comercial localizado en la esquina de 3 de Febrero y Almafuerte. Dos malvivientes ingresaron al lugar armados, intimidaron a las empleadas con el objetivo de llevarse la recaudación de la caja.

Sin embargo, el dueño del comercio irrumpió con un “palo de hockey” e hizo correr a los delincuentes, no sólo no lograron su cometido sino que además dejaron su moto abandonada en el lugar, huyendo de a pie.

En tanto que la policía busca a los ladrones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *