“El Código Penal reprime con prisión de 3 a 15 años a quien propague una enfermedad peligrosa»

Lo confirmó el Fiscal Federal Matías Di Lello, a través de “La Radio” 92.3, acerca del caso de la persona que generó un brote de coronavirus en Río Tala, luego que tuviera contactos con vecinos de la localidad, a sabiendas que había contraído la enfermada.

“Es un delito muy más grave porque la personas, sabiendo que era COVID-19 positivo, no se resguardó y propagó la enfermedad”, sostuvo Di Lello a través de la emisora.

Y luego explicó: “El Código Penal reprime con prisión de 3 a 15 años a quien propague una enfermedad peligrosa y contagiosa para las personas”.

Cabe recodar que se trata de un pariente del prefecturiano que contrajo COVID-19 en Ibicuy, que visitó Río Tala y contagió al menos 10 personas, según los análisis llegados ayer a la ciudad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *