El 9 de mayo será el remate de los terrenos de IMPREC

A pesar de realizar las gestiones para evitar el remate de los terrenos de la empresa constructora Imprec S.A, ya se presentó un oferente para la compra que no tuvo buen curso.
Previamente se reunieron la pasada semana con el síndico de la causa, Juan Arnaldo Venturini, para evaluar la posibilidad de parar la subasta.
“Nos habíamos reunido con el síndico para pedirle que no se remataran los terrenos. Pero la verdad que no tuvimos éxito porque al día siguiente me llamaron de la sindicatura diciéndome que no veían factible la posibilidad de suspender el remate porque ya habían tenido muchos gastos y que los abogados de la sindicatura consideraban que no era oportuno y que ya habían hecho demasiado para llegar a esta instancia y detenerla”, contó el Dr. Fernando De Giovanni, abogado de Roberto Seregni, uno de los accionistas.
Al mismo tiempo que comentó que el «viernes hubo una propuesta, se presentó un interesado en participar de la subasta, hizo la oferta pero el juez la rechazó por haber sido presentada fuera de término, al ser el único sobre presentado quedó desierto y ya estaba fijada una segunda instancia que es el 9 de mayo, en donde la base es un 25% menor con las mismas condiciones y de no presentarse ese día, el 16 es ya sin base”.
En cuanto a los interesados en la compra del predio, dijo que «es una empresa que estaba representada por un contador de San Pedro”.
De Giovanni, en declaraciones a FM Génesis 106.7, manifestó que se reunieron «con todos los socios que en realidad fue un avance porque hacía mucho que no se veían algunos de ellos. Esto fue el viernes pasado y fuimos hasta la fábrica a transmitirle cual era la situación a los empleados, que los socios tienen la intención de no generar ningún tipo de barrera como para que se mantengan las fuentes de trabajo. Pero claro, para hablar con el futuro comprador hay que saber quien es esa persona pero todavía no se sabe si va a ver algún oferente en la subasta que se va a realizar el día 9”.

El fundamental objetivo de la mayoría de los involucrados, al menos de los accionistas es de no ocasionar ningún perjuicio a la gente que allí se desempeña. “Si lo mejor es dejar la empresa y no llevarse siquiera un peso y transferir sus acciones a un nuevo comprador lo van a hacer”. Y estimó que una alternativa para que continúe funcionando «la empresa puede ser transformada en una cooperativa manejada por los trabajadores en otro lugar” explicó el letrado.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *