Eduardo Barros construyó su propio avión

A mediados del año 1999, el piloto de aviones Eduardo Barros descubrió en la revista Sport Aviation, el kr2 de Rand Robinson, un avión para construir en madera y materiales compuestos.

Luego de muchos años de trabajo el sueño se concetró y el Zonda ya vuela por los cielos de la ciudad.

Según explicó Barros a través de FM Génesis, es “un avión que tiene certificado de aeronavegabilidad o sea ya fue inspeccionado, fue revisado por las autoridades competentes y ya es un avión con matrícula y con certificado para poder volar”.

Al tiempo que aseguró: “Está en una etapa de prueba el avión que requiere que se vuelen 40 horas en un radio, desde su base, de 40 km. Porque se supone que todo lo que pueda fallar o pueda haber alguna novedad lo va hacer durante este período de prueba”.

Luego contó: “Lo hice solo pero con la ayuda de muchos amigos: Jorge Ponzio, José Luis Bosco que siempre estuvieron por ahí para la consulta y bueno de alguna manera me han ayudado en el tema”.

Sobre las características el piloto contó: “Es un avión biplaza hecho de madera y materiales compuestos, tiene una tecnología bastante avanzada”. “Pueden ir dos personas sentadas, una al lado del otro, es un avión que vuela a casi 300 km/h y tiene una autonomía de unas 4 hs.”

“Hay varios aviones en San Pedro construyéndose en estos momentos, parte un poco desde que yo empecé el grupo de amigos se ha entusiasmado también y empezaron a trabajar en su propio avión”, explicó Barros y completó: “Es el segundo construido, el primero fue en el año 85, también de plano por jorge Ponzio, quien con migo estuvo desde el principio desde el momento en que yo comencé con la decisión de construirlo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *