«Día de la radiodifusión argentina»

Fotos ReceptoresPor Fernando Chiodini – Corría el año 1920, los fragores de la primera guerra mundial se iban apagando aunque no así sus funestas consecuencias, hambre, destrucción, miseria, ha otra cosa no conducen las guerras, solo hay perdedores.

Entre lo que dejó esta guerra, comenzó a tener difusión un medio de comunicación que había reclutado gran cantidad aficionados desde antes de la contienda, que tuvo un gran progreso durante la misma, pero que recién comenzó a tener popularidad cuando se levantaron las restricciones militares tras la firma del tratado de Versalles, el 28 de junio de 1919.

A nuestro país también llegaron las noticias de este nuevo medio de comunicación pero, con las mismas limitaciones que en el resto del mundo, lo que no fue obstáculo para que aficionados incursionaran y experimentaran sobre el particular. Entre ellos podemos nombrar a Enrique Telémaco Sussini, Luís Romero Carranza, César José Guerrico y Miguel Múgica.

El primero de ellos, Enrique Sussini, médico y radioaficionado en el año 1918 fue enviado a Francia para estudiar los efectos de los gases venenosos usados en la guerra y al regreso de un nuevo viaje, en marzo de 1920, trajo elementos de equipos de comunicaciones, rezagos de la recién terminada contienda, y entusiasmó a sus amigos para realizar una emisión desde un lugar público.

El primer paso estaba dado, luego vino la confección de los circuitos, el armado y las pruebas y solo faltaba la prueba final, el gran día, que en este caso fue un 27 de agosto de 1920 a las 21 horas cuando los pocos poseedores de receptores de radio, a galena o regenerativos, oyeron a Enrique Susini anunciando: “En nombre de la Sociedad Radio Argentina les habla Enrique Susini, estamos emitiendo directamente desde la sala del Teatro Coliseo de Buenos Aires cuando en mi reloj son las 21 horas dos minutos de este 27 de agosto..”. Transmitiéndose seguidamente el festival sacro de Ricardo Wagner “Parsifal”.

Así nació la radiodifusaión en la Argentina.

Esta novedad, en forma paulatina fue adueñándose de nuestros hogares pero que, y con esto no quiero hacer apología de un gobierno, fue haciéndose mas popular con la implementación de políticas económicas y sociales que beneficiaron a las clases mas relegadas allá por fines de la década del 40.

Luego llegó un invento que revolucionó el mundo de las comunicaciones, tanto como la lámpara de radio allá en los años 1904 y 1906, el transistor, inventado en los Laboratorios Bell de EE. UU. en diciembre de 1947, esto permitió, entre otras cosas, la fabricación de receptores de radio a un costo muy inferior a los valvulares, “quien no recuerda al popular SPICA”.

Hasta el día de hoy, sobreponiéndose a los nuevos medios de comunicación, televisión, internet etc. y con el nuevo aire que le inyectó la aparición de la frecuencia modulada, en nuestro partido hay más de treinta, la radio seguirá reinando todas partes y voy a repetir un párrafo que siempre tiene vigencia “la radio es libre, no necesita de prestadores, es gratuita; es el único medio de comunicación que da libertad a los pueblos, es totalmente independiente, puede trasmitir desde cualquier parte del mundo y ser escuchada en todo lugar.

En el pasado fue en éxito, en el presente sigue vigente y el futuro lo tiene asegurado.

 

 

 

Fernando Chiodini

 

Blog: www.sanpedrohistorico.blogspot.com

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *