«Deseamos que este hallazgo se tome como la devolución simbólica a la Armada Argentina de un buque de su propiedad»

«De acuerdo a los datos existentes del contexto histórico, haber dado, durante sus relevamientos para el Museo Paleontológico de San Pedro, con los restos del navío conocido como Republicano”, aseguró José Luis Aguilar. El mismo fue hundido por su capitán Tomas Craig, luego de agotar municiones, durante la Batalla de la Vuelta de Obligado, el 20 de noviembre de 1845».

Todo tuvo su génesis el 23 de Octubre del años pasado, cuando José Luis Aguilar, Felipe Aguilar y Javier Saucedo, realizaban tareas de reconocimiento y filmación del fondo del río Paraná, a cercanías al sitio histórico, como tema de interés del Museo Paleontológico de San Pedro.

También participó el Sr. Francisco Marcelo Duca, quien colaboraba habitualmente con el Museo facilitando un equipo de sonar de barrido lateral para observar y grabar el relieve del fondo, profundidades y características de las formaciones sedimentarias que conforman el lecho.

imagen lateral
La imagen de perfil elaborada por el sonar de barrido lateral muestra un mástil de unos 10 metros de altura.

En estas circunstancias, pasando por un punto determinado del río, observaron elementos sumergidos que llamaron su atención.

En la pantalla del sonar observaron la silueta de un elemento delgado y recto que se alza en el fondo del río, en cuya base se puede apreciar una estructura de aspecto rectangular o similar aflorando en los sedimentos del lecho.

Al realizar un filtrado de una de las imágenes con color amarillo, se pudo observar que de la punta del mástil cuelgan ciertos elementos no identificados que recuerdan a la unión que habitualmente se hace entre un “palo macho” y su correspondiente mastelero, en una embarcación de navegación a vela.

En cuanto al objeto rectangular en la base del mástil, se deduce claramente que se trata de la sección de popa de un casco de navío semi enterrado en el fondo del Paraná, del cual, utilizando las referencias métricas que provee el programa del sonar de barrido lateral, se logró calcular que tiene una longitud aproximada de 11 metros.

El 10 de diciembre fondeó en Obligado el buque multipropósito “Ciudad de Rosario”, con su dotación habitual y un equipo del Cuerpo de Buzos Tácticos y del Servicio de Salvamento de la Armada Argentina.

En las primeras horas de la mañana, Saucedo y Aguilar arribaron al buque aportando las coordenadas de ubicación del naufragio, elementos fotográficos e imágenes de referencia para lograr la mayor precisión en el posicionamiento de la unidad naval.

En el transcurso del día, luego de los aprestos correspondientes, personal de buceo de la Armada realizó un buceo de inspección en el punto de interés. Luego de las tareas de reconocimiento y evaluación, se decidió armar un cabo de descenso con andarivel.

En la noche del jueves 10, alrededor de las 21.30 horas, se pudo establecer contacto con el mástil sumergido a través del andarivel.  Este hecho se repitió por segunda vez una hora más tarde. Debido a la oscuridad de la noche y el cansancio del día se optó por suspender las tareas hasta el día siguiente. El día viernes 11 al mediodía, utilizando el mismo mecanismo de andarivel se contactó por tercera vez al objeto.

Al haberse logrado establecer la existencia física del naufragio se consideró cumplida la etapa y se decidió suspender las tareas para, en los días posteriores, evaluar los pasos a seguir, efectuar la difusión pública del descubrimiento y la comunicación, a las autoridades políticas correspondientes, del hallazgo, su existencia y el contacto físico comprobado con este naufragio de alta connotación para el patrimonio cultural de la Nación.


El “Republicano”- Características y consideraciones

Según las fuentes históricas consultadas, no hay planos, esquemas, croquis o dibujos del “Republicano”.
Sólo existe un cuadro, en el Museo Naval, que lo muestra de popa custodiando las líneas de cadenas durante la Batalla de Obligado.
Es lógico deducir que el autor de la pintura debió, o bien basarse en el verdadero buque, o en la figura genérica de un «bergantín-goleta».
El barco tenía matrícula sarda (existía un importante comercio con Cerdeña por la época y muchos de sus buques fueron comprados por el gobierno).
Originalmente se llamaba «San Giorgio» y se adquirió en Buenos Aires el 4 de junio de 1842 en $f 34.000 (pesos fuertes treinta y cuatro mil) y se incorporó a la escuadra el 15 de julio de ese año, nombrándose como su Comandante a Tomás Craig.

recuadroDatos técnicos:
Armamento:
Durante la batalla tenía 6 cañones de a 10, sobre la banda de estribor
Tripulación:
Comandante, 2 oficiales, 9 suboficiales, 21 artilleros y 13 marineros
(capacidad máxima)
Eslora:20 m.
Manga: 6,8 m.
Puntal: 3 m.
Calado: 1,8 m.
Porte: 120 ton.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *