Desde el INTA San Pedro difundieron recomendaciones para prevenir la cancrosis

Dadas las condiciones predisponentes a enfermedades y plagas en cítricos, desde el INTA se recuerdan algunas recomendaciones sobre los problemas sanitarios que afectan a estos cultivos.

La cancrosis de los cítricos es una enfermedad conocida por productores y profesionales de nuestra zona. También lo son las medidas para prevenir el ataque de esta enfermedad de origen bacteriano. No obstante los técnicos de INTA San Pedro comparten las observaciones realizadas en recientes salidas a campo, en un intento de anticiparse a un problema que este año ya se ve en las plantaciones en mayor proporción que los anteriores  y que,  podría agravarse.

La concurrencia simultánea de lluvias y vientos fuertes, temperaturas superiores a 21°C, la susceptibilidad varietal, sumado al activo crecimiento en hojas, brotes y frutos de tejidos jóvenes, plantea un escenario para la emergencia de la cancrosis. Profesionales del INTA explican que “ya deberían haberse realizado los tratamientos preventivos a través de curas con productos cúpricos sólos o combinados con mancozeb”, aunque igualmente considera importante recordarlo.

Si se sigue observando brotación irregular,  dado el alto costo de los tratamientos, una opción es dejar de realizarlos y reservarse para la brotación más general que se producirá más adelante, y que afectará a los frutos hasta que alcancen 4 a 5 cm.  “Al coincidir la brotación presente con un incremento de la población de minador de la hoja de los cítricos, podría ocurrir una mayor incidencia de la enfermedad, ya que esta plaga que por su forma de alimentación, daña los tejidos y predispone a la planta a la infección de la bacteria causante de la cancrosis. Además al coincidir con pronósticos de lluvias frecuentes durante los próximos meses, si el productor no realiza los tratamientos preventivos, es muy probable que la mayoría de los brotes presenten daños, incrementándose el inóculo que luego avanzará sobre la nueva brotación”, agregan.  Además, recomiendan hacer un seguimiento de la presencia de moscas blancas dado que se observan incrementos en la población de adultos, que además de afectar en forma directa a las plantas, podría facilitar la aparición de fumagina sobre hojas y frutos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *