Descubren el cráneo de un zorro prehistórico en nuestra ciudad

El equipo del Museo Paleontológico de San Pedro halló el cráneo de un zorro que habitó en la llanura pampeana de 0,5 a 1,8 millones de años. El descubrimiento ocurrió a 8 kilómetros de esa ciudad del noreste bonaerense.

Según informaron sus integrantes, mientras recorrían la base de un alto barranco en cercanías del río Paraná, vieron “un fragmento óseo que delataba la presencia de un fósil en el terreno”, informó hoy el museo paleontolócico “Fray Manuel de Torres”.

“En un corte producido por la erosión de las lluvias afloraba parte de un pequeño cráneo fosilizado”, de unos 12 centímetros de largo y con “una serie de afilados dientes propios de un carnívoro” que afloraban del paladar, constataron.

Las observaciones en el laboratorio del Museo y la comparación con otros ejemplares permitieron determinar que el cráneo perteneció a un zorro gris que habitó la zona entre 0,5 y 1,8 millones de años, en la edad geológica denominada Ensenadense. El cráneo fosilizado presenta detalles que permiten suponer que la pieza se habría hundido en algún tipo de barro o sedimento viscoso, tal vez el fondo de un abrevadero o laguna, ya que está relleno de fino sedimento solidificado que preservaron las formas internas y ligaron los fragmentos de hueso que lo componen.

La zona del paladar conserva intactas varias piezas dentales muy puntiagudas que facilitaron la identificación del animal. Si bien en la actualidad se ha emprendido una revisión taxonómica de estos animales, se piensa que el fósil hallado corresponde a la especie Pseudalopex gymnocercus y que se trataría de un individuo juvenil que estaba completando su desarrollo.

Estos animales de tamaño medio -miden algo más de 1 metro y pesan de 4 a 7 kilos- no han variado mucho sus hábitos alimentarios durante su historia evolutiva y siguen consumiendo huevos, frutas, insectos, carroña y pequeños vertebrados.

Los descubrimientos de carnívoros fósiles en las capas sedimentarias de la región pampeana son extremadamente raros ya que la relación numérica con los herbívoros de un ecosistema siempre es muy baja.

El Museo señaló que hallazgos como el efectuado en San Pedro son muy necesarios para monitorear los cambios evolutivos de las distintas especies de depredadores, carroñeros y otros mamíferos carnívoros que asolaron la llanura pampeana en los últimos millones de años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *