Denuncian por abandono de persona, mala praxis y negligencia a médicos de la Clínica San Pedro

La joven pareja debió atravesar un difícil situación hace un mes atrás, cuando falleció su bebé en la Clínica San Pedro, tras haber nacida prematuramente, cuando su mamá cursaba el 5to. mes de embarazo.

Según el crudo relato realizado Jorge Grill y Victoria Ocampos, su instancia en el centro asistencial fue complicada por lo que ahora, asesorados por un abogado, realizaron una denuncia en la Fiscalía de turno de nuestra ciudad,  por abandono de persona, mala praxis y negligencia.

“El día 23 por una pérdida que tenía mi mujer fuimos a la clínica” contó Jorge, su doctor de cabecera no estaba por lo que fue atendida por otro médico. Luego de horas “nos dijo que estaba para parto, ella tuvo la bebé y el médico no nos quiso dar el acta de nacimiento”, sostuvo.

Luego del nacimiento del bebé, “ella estuvo en la sala de parto y estuvo una hora desnuda” y a la “bebé la pusieron en incubadora”. Pudieron verla y según lo narrado una doctora “estaba haciendo que la bebé respire, nos dijo que tenía los pulmones muy chicos y que no era muy viable que tenga vida”.

Después “nos decían que iba recuperándose de a poco y que estaba un poco mejor”, pero luego de unas horas comunicaron que iba “respirando cada vez menos”.

Más tarde, “le dicen a mi suegro como a la 1 de la mañana que vaya a buscar una urna a la Coopser porque había fallecido y le dijeron que había que esperar hasta el  lunes para tener el certificado de defunción y hacer todos los procedimientos para poder llevarla al cementerio”, explicó el padre de la bebé.

Pero “el domingo (al otro día) nos dijeron que la bebé estaba viva” y “fuimos a la sala de parto, donde estaba la bebé, que estaba viva” aseguró Jorge, y seguidamente Victoria intervino y manifestó: “Ella no estaba entubada ni nada y me la dan a mi a upa”, “no le estaban dando de comer porque no tenía órganos y que no puede hacer caca”. sin embargo “al otro día nos enteramos que si había hecho”.

“Nosotros pedimos un traslado y viene la Dra. y me dice que tiene los ojos sellados y que por eso no tiene vida”, señaló luego y agregó: “Subo a la incubadora, me la dejan en el pecho y la bebé vivió dos horas más tiempo que alcanzaba para trasladarla a donde sea”.

“Nosotros lo que queríamos es que si no tenía posibilidades de vida, es que tenga un cuidado que tenga que tener”, dijo seguidamente.

Momento después Jorge, señaló: “Nunca tuvimos el sí para el traslado” y “ahora que está hecho la denuncia nos decidimos a hablar”.

Según explicó, serían tres los médicos que serán citado para declarar, mientras que pidieron que se haga la autopsia “porque en el acta dice que falleció de prematurez extrema, paro cardíaco e infección urinaria”, aseveró.

“Queríamos que tuviera una muerte digna no como un perro que la dejaron morir en la clínica”, sentenció el papá de la menor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *