Consumo local:El 53% sirve jugo de naranja exprimido pero sólo el 27% batata como guarnición

Son los datos que arroja la reciente encuesta realizada en el marco de un trabajo en conjunto entre la Escuela de Formación Profesional de UTHGRA, la Dirección de Turismo de la Municipalidad y el INTA sobre presencia de productos locales en bares, restaurantes y hoteles de San Pedro. Se trató de una encuesta casi censal que incluyó 51 operadores de bares, restaurantes y hoteles de San Pedro.
En continuidad con el trabajo realizado para promocionar productos locales que incluyó stands en la peatonal de San Pedro, trabajo con las escuelas y una encuesta sobre consumo de naranja, en noviembre se realizó otro relevamiento con el objetivo de conocer la oferta de productos locales (naranja, batata, durazno y arándano) en los menúes de los establecimientos sampedrinos ya sea en fresco, jugos o platos elaborados. Aquí se incluyen los principales resultados.

En el desayuno
De los establecimientos en los que se ofrece el desayuno (34), 18 sirven jugo de naranja exprimido (53%). Las razones más importantes que esgrimen son: -porque la naranja se identifica con la ciudad, -es natural, mucho más sano que el artificial, de mayor calidad; -los clientes lo demandan; -se aprovecha la producción local.
Dentro del 47% restante, las razones por las cuales no sirven jugo exprimido tienen que ver con que: -el jugo artificial es más práctico, más rápido para servir, demanda mucho menos tiempo que el exprimido; -el costo es menor; -no lo piden los clientes; -no consiguen buenas naranjas o bien no saben dónde comprarlas. Los menos argumentan que lo preparan sólo si el cliente lo demanda o no lo hacen porque consideran que el tipo de desayuno que sirven no lo requiere.
En relación con el tipo de mermelada que ofrecen, la mayoría (56%) opta por la mermelada industrial, predominando las elaboradas por firmas como Arcor, Verónica, Sancor y Abedul. Dentro del 44% restante, el 12% ofrece mermeladas artesanales elaboradas en la zona, el 18% caseras y 15% no sirve mermeladas, reemplazándolas por miel y/o dulce de leche.
De todos los establecimientos que sirven mermelada industrial, el 79 % aceptaría cambiar por mermeladas caseras de frutas de San Pedro siempre que tuvieran el mismo precio. Enuncian que lo harían porque son “más ricas y naturales”, “la gente aprecia lo natural” pero siempre y cuando les convenga el tamaño de los envases o bien se presente en potes individuales. El 21% prefiere continuar ofreciendo mermelada industrial fundamentalmente por practicidad.
En el almuerzo y la cena
De los establecimientos encuestados que sirven almuerzo o cena (22), sólo el 27% incluye en el menú platos elaborados con batata, la mayoría como guarniciones de batatas fritas, puré o batatas grilladas.
En relación con el menú de postres, se indagó si, además de ensalada de frutas, se servían frutas frescas y si incluían preparaciones con naranjas, duraznos y arándanos. Los resultados muestran que el 41% incluye frutas frescas: naranjas, duraznos, manzanas, peras e higos. En un caso se ofrece al visitante que coseche su propia fruta para consumir dentro del establecimiento o para llevar.
El 45% de restaurantes, bares y hoteles que sirven almuerzo y cena prepara postres en base a naranjas, duraznos y/o arándanos, incluyendo tartas, manjar de naranja, helados, duraznos y arándanos en almíbar, copas con frutas, budines de naranja, cascaritas, mermeladas y dulce de batata.
Frente a la pregunta si aceptarían incorporar nuevas preparaciones con productos locales, el 73% enuncia que estaría dispuesto a hacerlo y que no lo ha hecho hasta ahora por falta de tiempo o porque no lo habló con los chefs; pero cree que serían una buena alternativa para brindar al turista y que es interesante probar nuevas opciones, siempre y cuando no resulten “complicadas”. Por el contrario, los que se niegan a la posibilidad de innovar opinan que no disponen de tiempo para hacerlo o bien, no lo justifican en función de la demanda de los clientes.
En relación con la inclusión en el menú de frutas frescas, lo harían siempre y cuando el cliente lo demande pero la dificultad radicaría en conseguir frutas de calidad uniforme. Al igual que en el caso anterior, creen que sería una opción para brindar al turista pero que habría que acordarlo con los chefs. Los que, por el contrario, no las incluirían en el menú opinan que el cliente no las pide, que no está “acostumbrado”, que el problema es que no se consigue siempre fruta de buena calidad o bien, que por “costumbre” sólo se sirve ensalada de frutas.
El 80% de todos los establecimientos encuestados (independientemente del tipo de servicio que prestan) aceptarían ofrecer volantes producidos por el INTA en los que se expliquen las propiedades de las frutas frescas. Sólo el 4% no estaría dispuesto a hacerlo y el 16% restante no contesta.
El 55% de los establecimientos encuestados acuerda con que los mozos reciban un entrenamiento para poder explicar a los comensales que los platos en base a naranja, durazno, batata y arándano están elaborados con productos de la zona de San pedro. Del 45% restante, el 14% no acuerda y el 31% no contesta.
Al analizar estos datos, debemos tener en cuenta que muchos de los encuestados no son los dueños de los establecimientos, no toman decisiones respecto a la confección del menú; de allí que aparezca con frecuencia la respuesta “hay que consultar a los dueños” o bien no contesten.
Contacto:
Dra. Graciela Corbino – corbino@correo.inta.gov.ar – Teléfono: 03329-424074/423321

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *