Con el INTA las frutas y hortalizas van a la escuela

La semana pasada el INTA brindó charlas tituladas “Frutas y hortalizas, alimentos saludables” para alumnos de sexto grado en las escuelas Nº 6, 7, 1 y 46. La iniciativa surgió por del interés que manifestaron docentes y alumnos en la temática. En encuentros de una hora y modalidad participativa, los chicos pudieron hacer preguntas que acercaban a la necesidad de alimentarse bien, la incorporación de frutas y hortalizas en la dieta alimenticia, y el gusto por algunas como son el brócoli y la naranja, entre otras.

Otras consultas orientaban a si alguno de ellos o familiar tenía huertas y con qué cultivos; en ese caso si comen lo que producen; si ayudan en esa producción; si conocen recetas con frutas y hortalizas; y si elaboran algún tipo de dulce. “Conversamos con los chicos acercando una noción sobre alimentos saludables haciendo énfasis en las frutas y hortalizas. Al comienzo de la charla mencionamos la preocupación que existe a nivel mundial, entre los profesionales relacionados con la salud, por la aparición de enfermedades crónicas desde muy temprana edad”, compartió la Dra. Graciela Corbino, una de las impulsoras de esta actividad en el sector educativo.

Además se les explicó la incidencia que los alimentos tienen sobre la salud y la importancia de una dieta variada, que incorpore frutas y hortalizas a través del “óvalo de la alimentación”. Este modelo propone cuatro aspectos fundamentales a tener en cuenta: consumir una amplia gama de alimentos; incluir alimentos de todo tipo a lo largo del día; consumir una proporción adecuada de cada grupo y elegir agua potable para beber y preparar los alimentos. “También hablamos de las frutas y hortalizas que se producen en la zona, de la antigüedad del cultivo, sus usos y propiedades para la salud”, agregó.

El Pro-Huerta también estuvo presente, con de la Ing. Agr. Paula Marcozzi, quien compartió lo que este programa enseña y el apoyo que otorga a las familias para que realicen sus propias huertas, a través de la entrega de semillas. Marcozzi puso énfasis en la alimentación variada, y la incorporación de frutas y hortalizas de diferentes colores, ampliando el espectro de comidas. Al respecto, se les dejó bibliografía a las docentes sobre cómo realizar una huerta y se les recordó las medidas de higiene antes de tomar o comer un alimento.

Balance y participación

“Si bien notamos diferencias en el conocimiento del tema en cada escuela, el balance de esta experiencia es sumamente positivo. Sería interesante combinarla con alguna actividad para promover aún más la participación y evitar que se dispersen”, opinó Corbino quien consideró fundamental el interés y la colaboración del docente a cargo del grupo.

La participación estuvo presente en los colegios, donde además de mostrarse a gusto con la actividad, los chicos contaron sus experiencias en la huerta, hablaron de las recetas de sus abuelos en dulces, explicaron cómo hacer calabaza rellena, y también por qué no se deben hervir en exceso las verduras, por ejemplo. “Nos dimos cuenta que les gusta contar qué es lo que comen, por qué, y qué se cocina en sus hogares, entre otras cosas”, comentó Marcozzi.

“Es ‘saludable’ que el INTA esté participando en la actividad de promover el consumo de aquello que nosotros mismos fomentamos producir. Como organismo que trabaja para producir alimentos es una buena idea promocionarlos, enseñar cómo consumirlos y por qué, y explicar cómo seleccionar productos de calidad”, destacó Corbino.

El INTA en la comunidad

Esta actividad se enmarca en el Proyecto Regional de Producciones Intensivas que entre otras, promueve acciones para la promoción del consumo en frutas y hortalizas. En este sentido, experiencias conjuntas con la Secretaría de Producción y Turismo y CAPROEM se suman a esta propuesta.

El antecedente a estas presentaciones data de una primera reunión con Inspectoras y Directoras de Escuelas primarias de San Pedro para intercambiar ideas y proyectar acciones tendientes a la promoción del consumo de naranjas, duraznos, batata y arándanos, el miércoles 4 de agosto en la Escuela Nº 7; y luego un segundo encuentro con representantes de escuelas de mayor matrícula (1, 6, 7 y 46) de San Pedro, lo que derivó en estas charlas.

La idea es continuar trabajando en el tema, para lo cual está prevista una reunión el 10 de noviembre con representantes de las escuelas y avanzar en el cronograma 2010 en un trabajo integrado que incluye también una capacitación a docentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *