Comunicado de Sociedad Rural y Federación Agraria: “Basta de saqueo”

La entidades que nuclean a los productores en nuestra ciudad, la Sociedad Rural San Pedro y la filial local de Federación Agraria, emitieron un comunicado que se detalla a continuación:

“El interior del país en general y en particular el de la provincia de Buenos Aires, vuelve a estar amenazado por gobiernos que, lejos de apoyar a los que producen y trabajan, pretenden seguir viviendo a costillas de estos.

El Gobierno Nacional asfixia económicamente a las provincias. Y los gobernadores, en vez de reclamar un verdadero federalismo poniéndose al frente de sus pueblos, agachan la cabeza y responden exprimiendo a los mismos de siempre.

El impuestazo que pretende aplicar el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires es un auténtico disparate. Carente de toda razonabilidad; ya que no hay argumento válido posible que justifique aumentos del Impuesto Inmobiliario Rural de más del %300. Teniendo en cuenta además que el revalúo de las propiedades impactará fuertemente en otros impuestos como Bienes Personales.

Los ideólogos y defensores de este absurdo intentan confundir a la opinión pública: esgrimiendo como argumento el retraso que existe en la valuación fiscal de los campos. Que sea necesaria una actualización no significa que se pueda cometer semejante atropello. Para los que producimos, el valor de la tierra está en función de lo que puede producir, y no del precio de venta. Para los productores la tierra no es un negocio inmobiliario. De hecho, hoy son los políticos y los amigos del poder los que compran campos, y no los chacareros.

Nos tratan también como si el Inmobiliario Rural fuese el único impuesto que tenemos que pagar; cuando la realidad indica que el sector agropecuario es hoy el sector económico que mayor presión fiscal soporta. Teniendo que aportar, en algunas producciones, más de $60 por cada $100 producidos.

Nada de esto sería posible sin la anuencia de los legisladores provinciales. Pero lamentablemente vemos como algunos diputados que deberían estar representando al interior de la provincia y a sus pueblos le dan la espalda a sus representados y votan sin chistar lo que les manda el jefe político de turno.

Cargará sobre ellos la responsabilidad de traicionar a sus mandantes, que es lo mismo que traicionar a la democracia”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *