Comerciante minorista solicita al Gobierno Municipal, la apertura «controlada de atención al público»

José Gil, titular de un comercio de nuestra ciudad, solicitó al Intendente Salazar que se contemple la posibilidad de que otros comercios minoristas puedan volver a funcionar.

«Me dirijo a Ud. con la finalidad de hacerle llegar una propuesta para la apertura controlada de Atención al Público de los Locales Comerciales de Ventas Minoristas considerando que San Pedro cumple con los requisitos expresados por el Presidente Alberto Fernández en el último DNU ( Decreto 408/2020 )», sostuvo Gil en su misiva al Jefe Comunal.

Y propone un «forma de operar de los locales abiertos al público puede reducir enormemente los riesgos de contagio en ellos».

Y en ese sentido expresa:

  • «Todos los empleados deben seguir un estricto protocolo de higiene al ingresar al local.
  • Uso de tapabocas; lavado de manos con agua y jabon. Utilización de protección ocular o máscara de protección facial. Todo empleado que haya estado en contacto con una persona enferma de COVID-19 tendrá la obligacion de reportarlo y de cumplir un aislamiento absoluto de 14 dias, sin asistir al local.
  • El ingreso de personas al local debe ser limitado a una por vez, con el fin de evitar los amontonamientos, al mismo tiempo que se debe controlar la forma en que se realizan las filas fuera del local, con una distancia de al menos 1,5 metros entre las mismas
  • No se debe permitir el ingreso de clientes sin tapabocas o barbijo.
  • Se deberá solicitar a los clientes que se higienicen las manos al entrar al local, sin excepciones, proveyendose para tal fin un dispenser de alcohol en gel o alcohol 70% en la entrada del local.
  • Probadores: idealmente sería recomendable cerrar los probadores. Sin embargo, dado que eso parece de dificil aplicación en algún rubro, deberán ser higienizados con algún desinfectante en aerosol entre cada uso al igual que las prendas que vayan a ser probadas. Al mismo tiempo, todas las superficies dentro del probador (bancos, sillas, sillones, manijas, percheros, teclas de luz, etc) deberán ser desinfectadas entre cliente y cliente. Se debe solicitar al cliente no quitarse el tapabocas durante la prueba, al igual que evitar el contacto entre la prenda y el tapabocas. La extrema complejidad de estos procedimientos es la que lleva a sugerir la inutilización de los probadores. Aquellas prendas que hayan sido probadas deben ser quitadas de circulación hasta ser desinfectadas.
  • Se recomendará y fomentará (con promociones) el pago con sistemas electrónicos para evitar el uso de billetes que son más difíciles de desinfectar. Y se deberá contar con un dispenser de alcohol en gel en la linea de caja para que las personas se higienicen las manos luego de utilizar lapicera para firmar el ticket o bien luego de intercambiar las tarjetas de credito/debito entre el empleado y el cliente,
  • Los empleados deberán trabajar con tapabocas y protección ocular o máscaras de protección facial, y se recomendará la higienización frecuente de manos
  • Se los capacitará semanalmente con las recomendaciones nuevas que vayan surgiendo a medida que evolucione la pandemia.
  • Los locales deberán contar con cartelería, afuera y adentro, donde se clarifiquen todas estas determinaciones para prevenir los contagios y propagación del virus.
  • En caso que un cliente compre una prenda y posteriormente la devuelva, la prenda deberá ser quitada de circulación hasta ser desinfectada apropiadamente».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *