Cinematográfica persecución para detener a una persona que había robado 9000 kilos de soja de un establecimiento rural

El hecho ocurrió hace mas de una semana cuando un productor dedicado a la ganadería fue con un camión hasta el campo de otro y le robó 9000 kilos de soja. El episodio sucedió en un establecimiento rural ubicado en la zona de Santa Lucía.

Según pudo reconstruir, todo ocurrió cerca de las 20 cuando en el establecimiento involucrado se estaba cosechando soja y la tarea la realizaba un maquinista contratado.

El productor del campo, cuyo nombre está en reserva por motivos legales, no estaba en ese momento, pero al regresar al lugar encontró a un camión Ford F-7000 blanco con volcador celeste no asignado para la carga saliendo de la tranquera de un lote de su campo.

Al ser sorprendido, quien conducía el camión escapó colisionando en varias oportunidades contra la camioneta del dueño del campo. Luego de eso, mientras dio aviso a la policía de patrulla rural San Pedro, el propietario de la soja lo persiguió durante unos 40 minutos bloqueándole las salidas a caminos.

Cuando quien robó la soja se dio cuenta que ya no podía huir, se bajó del vehículo con una llave tubo y avanzó hacia la camioneta del productor que, no obstante, salió en reversa. Tras ese momento de tensión, cuando se hicieron visibles las luces de la policía que llegaba al lugar el propietario del camión subió a su vehículo y se quedó a esperar a los efectivos.

La policía rural lo identificó y le pidió la carta de porte de la mercadería que se estaba llevando. Respondió que se la había comprado en negro al maquinista contratado que estaba haciendo la recolección de la cosecha. La mercadería, 9000 kilos del grano, está valuada en unos $140.000.

Según trascendió de fuentes al tanto del hecho, quien se robó la soja, si bien está imputado, no quedó detenido tras declarar en la comisaría. Por orden de la fiscalía interviniente, y previa acta de devolución, luego se ordenó la descarga de la soja en el campo cerca de las 4 de la madrugada del jueves. El camión no quedó secuestrado e inclusive quien cometió el hecho se fue a su casa antes que el afectado. Las actuaciones de la policía quedaron caratuladas como «Hurto/Esclarecido».

El episodio generó una fuerte repercusión en la zona y alerta entre los productores por la modalidad adoptada para robar la soja, es decir, la presunta complicidad entre un maquinista de cosecha y otra persona.

«Hay que estar atentos, abrir bien los ojos porque por ahí con la última pasada de máquina en el lote puede pasar esto», dijo un productor de San Pedro al tanto de lo sucedido.

Fuente: La Nación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *