Caso López García: el Juez de Garantías determinó la libertad de los policías imputados

El  titular del Juzgado de Garantías N° 1. Román Parodi, en la resolución judicial determinó que la calificación legal sea cambiada, según fue el pedido del estudio jurídico que encabeza Hugo Lima (h), a “homicidio preterintencional” (entendiendo  que los efectivos tuvieron intención de ejercer daño pero que resultaron causando la muerte de la víctima).

De ese modo el Juez Parodi decidió no hacer lugar al requerimiento del Fiscal Hernán Granda, sobre la “prisión preventiva” para los efectivos policiales Emanuel González y Rodrigo Alexander Velázquez y determinó su inmediata libertad.

La causa y la investigación llevada a cabo por la UFI N° 8 del Dr. Granda continúa y por el momento los dos policías transitaran el proceso en libertad, salvo que haya un nuevo cambio de calificación. Todo parece indicar que así continuará hasta que se lleve a cabo en un futuro, el juicio.

 

El hecho

Ocurrió el domingo 2 de mayo último en esa ocasión, López García pidió, alrededor de las 18.30, una ambulancia porque su esposa que estaba en el primer piso de su casa ubicada en Fray del Pozo y Casella se había descompensado. Según las fuentes, los policías Velázquez y González arribaron al lugar a bordo de un patrullero y el propietario del inmueble los recibió molesto. El hombre estaba enojado porque no había llegado la ambulancia y, tras una discusión con ellos, tomó una tijera de podar con la que lesionó a uno de los efectivos. Ante esa situación, los oficiales redujeron a López García, quien sufrió una golpiza en distintas partes del cuerpo.

La víctima fue internada en el hospital Emilio Ruffa de San Pedro hasta que el jueves 27 de mayo falleció a raíz de las lesiones sufridas. Tuvo una ruptura de las vísceras que le produjo un derrame de la materia fecal y le provocó una septicemia que derivó en su muerte. Su condición era delicada puesto que ya había sido intervenido quirúrgicamente con anterior por problemas en dicho órgano, ese sería el causal de la muerte repentina, según lo ha acreditado la defensa de los numerarios policiales imputados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *