Batata: interesante alternativa para pequeñas y medianas empresas

Se consumen 3 kilos por año por persona. Es rentable a diversas escalas, adaptándose a condiciones marginales de suelo y clima. Y se lo considera un cultivo “amistoso” para el medio ambiente. La batata tiene muchos más “pros” que “contras” y el INTA ha generado importantes resultados en los últimos años.

Según registros de la FAO, el comercio entre países de la batata ha crecido a una tasa de anual de 12 mil toneladas y las expectativas son que esta tendencia continúe. Se considera que esta evolución está motorizada por el descubrimiento y difusión de las notables propiedades benéficas para la salud de la batata, que atrae al creciente mercado de alimentos saludables, especialmente en Europa. En la Unión Europea pasó de ser un producto sólo consumido por inmigrantes, a ser utilizado cada vez más por la población que desea comer productos que, además de ser nutritivos, que prevengan enfermedades. Aunque nuestro país actualmente no participa de ese mercado, el INTA trabaja para generar ajustes tecnológicos y acompañar la organización de las empresas para poder competir por una porción del comercio mundial.

El Ing. Agr. Héctor Martí, investigador reconocido en la institución y ligado desde hace años al cultivo, coordina un proyecto dedicado exclusivamente a los desarrollos de este cultivo y señala tres grandes novedades generadas por el INTA en torno al mismo: “La más importante es la información sobre virus que atacan a la batata, ya que actualmente estaba constituyéndose en un problema de gran magnitud, y con estos datos podrán implementarse medidas de prevención. Otra importante está vinculada a las novedades varietales como la Colorado INTA, cuyas propiedades saludables han sido mejoradas con respecto a las variedades más cultivadas. Además se ha generado información sobre productos para controlar enfermedades en almácigos y el manejo poscosecha”.

En Argentina

Se producen unas 120 mil toneladas al año en 10 mil hectáreas y el valor de la producción puesta en mercado supera los 300 millones de pesos. La región pampeana y el NEA concentran el 83% de la superficie plantada con una distribución similar. Es un cultivo importante para varias economías regionales, no solo comercialmente, sino también para la agricultura familiar (autoconsumo), como en el NEA y NOA. La producción está sustentada por “pymes” y empresas con más de 100 ha son consideradas grandes y constituyen la menor parte, estimándose alrededor de mil productores de batata en todo el país.

Preguntado Martí sobre los puntos débiles responde animadamente… “no tiene!”, aunque luego cuenta que a veces es considerado como alimento “de pobres”. En cambio sí destina una interesante explicación sobre sus ventajas: “Puede cultivarse con éxito económico en pequeña y mediana escala, se adapta muy bien a condiciones marginales de suelo y clima, y es un cultivo considerado amistoso para el medio ambiente, por lo que se adecua muy bien a sistemas orgánicos o de bajos insumos. Posee altos niveles de compuestos benéficos para la salud que tienen potencial de prevención de enfermedades. Combina propiedades de los cereales, por su contenido energético, y de las frutas y otras hortalizas, por su contenido de minerales, vitaminas, fibra y antioxidantes. Estas características la convierten en un producto ideal para ser diferenciado y apuntar a diferentes nichos de mercado”.

San Pedro, en Buenos Aires a pura batata

En el marco de una iniciativa que el INTA San Pedro lleva hace 3 años con la Municipalidad de la ciudad de San Pedro, la Cámara de Productores y Empacadores, el Centro de Formación profesional de UTHGRA y a veces otras instituciones, el 7 de abril se realizará una exhibición al aire libre para mostrar las propiedades del producto, realizar propuestas gastronómicas en vivo y degustar. El encuentro será entre las 17:30 y las 21:30, en la calle Pellegrini frente a la Municipalidad de San Pedro.

Para esa ocasión los participantes podrán degustar Arapey, Beauregard y Colorado INTA. Mientras la primera es la consumida habitualmente, las otras dos tienen pulpa naranja, son poco conocidas y resulta de interés conocer la aceptación del público. En los tres casos se trata de productos de alto rendimiento y ciclo corto; siendo la Colorado INTA la más saludable por su alta capacidad antioxidante.

Martí no olvida invitar a los turistas y curiosos para que en esa jornada puedan degustar los nuevos clones: “podrán saborear platos a base de batata elaborados en el lugar. También habrá batatas para regalar”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *