“Ahora hay que esperar que se siga reponiendo”

Julián ChiorazoAyer fue operado Julián Chiorazo, el sampedrino que sufre un miocardiopatía restrictiva, al que le conectaron un corazón artificial, mientras espera un trasplante de dicho órgano.

En ese sentido, su papá. confirmó a través de FM Génesis que “ya está despierto” y que “ahora hay que esperar que se siga reponiendo”.

En tanto que relató: “La operación duró seis horas y media , fue un día muy duro para todos en nuestra familia pero gracias a Dios, salió el médico avisando que todo había salido bien, que  ya hacía una hora y media que estaba con el corazón artificial y estaba funcionando bien”.

La afección que sufre Julián es una rigidez en el miocardio y una limitación en la capacidad del corazón de estirarse y llenarse adecuadamente de sangre. “Ya el corazoncito de él no daba más”, explicó Mariano Chiorazo.

En tanto que afirmó: “Sería lo ideal que aparezca el corazón hoy porque sería la cura definitiva de él” sin embargo “hay que esperar”.

Julián necesita que el corazón donante sea de una persona de un peso entre 60 y 70 kilos. Ya participó en tres operativos que no terminaron en trasplantes porque los donantes no reunían las condiciones anatómicas requeridas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *